IMG_6585

CONFERENCIA MAGISTRAL “PERSPECTIVA DE LOS ESTUDIOS POSGRADUALES DE LA UNIVERSIDAD NACIONAL DE PIURA”

XXVI Aniversario de la Escuela de Posgrado

El día martes 10 de marzo se conmemoró el vigésimo sexto aniversario de la Escuela de Posgrado de la Universidad Nacional de Piura. En el marco de esta importante celebración la EPG ofreció el mismo día, en las instalaciones del “Salón Cultural Mario Vargas Llosa”, un ciclo de conferencias magistrales sobre la visión e importancia de los estudios posgraduales en el mundo contemporáneo.

En este evento académico participaron un selecto grupo de profesores y coordinadores de programas de maestría y doctorado de la EPG. En su intervención el Director de la Escuela de Posgrado, Dr. Santos L. Montaño Roalcaba recordó que desde su origen, esta Escuela se fundó con el objetivo de promover la investigación científica y humanística. En esa línea, señaló que durante su gestión la EPG viene alentando la investigación en casi todos los sectores productivos. Incluso se han creado nuevas especialidades que responden a las necesidades de un mundo contemporáneo, globalizado y siempre cambiante. Sobre la investigación científica y su importancia trató la ponencia del Dr. Antenor Aliaga Zegarra, ex rector de la UNP, quien hizo un recuento comparativo con otras realidades de Latinoamérica y Europa. La Dra. María Elena Huilca explicó en su intervención los procesos y mecanismos que existen de acuerdo a ley, para promover la investigación en los estudios posgraduales. El Dr. Edgar Rodríguez de la Facultad de Agronomía, presentó una experiencia concreta en el campo del desarrollo rural. El Dr. José Rodríguez Lichtenheldt, ex rector de la UNP, hablo sobre las ventajas y beneficios que otorga a un profesional, completar sus estudios de maestría y doctorado. Finalmente el Dr. Valentín Soto Llerena, coordinador del Programa de Doctorado en Derecho se refirió a la experiencia en la gestión de este importante programa, mencionando algunas innovaciones y presentando resultados positivos y alentadores.

El programa académico culminó con las palabras de cierre del doctor José Bazán. EL brindis fue ofrecido por la Dra. Delma Flores y a continuación los invitados pasaron a una cena de gala que la Escuela de Posgrado ofreció en el Hotel los Portales.

Nuestros programas de maestrías y doctorados están en constante actualización y revisión autocritica. Actualmente estamos en un proceso de reajuste que busca alcanzar todos los estándares de calidad que exige la nueva ley universitaria. Por otro lado me es grato anunciar que ya hemos iniciado el proceso de licenciamiento y que nuestros coordinadores vienen liderando este proceso en cada uno de sus programas.

En mi condición de Director de la Escuela de Posgrado de la Universidad Nacional de Piura, tengo el agrado de darles la más cordial bienvenida a este acto académico que hemos programado para conmemorar nuestro vigésimo sexto aniversario institucional.

Son muchos  los profesionales que han pasado por nuestras aulas. Destacados profesionales que han confiado en nuestra Escuela durante estos 26 años de vida institucional, por lo cual en esta significativa ceremonia quiero expresar, en primer lugar, mi más profundo agradecimiento por la respuesta generosa que ellos dieron a nuestra convocatoria desde el primer instante de la creación.

También aprovecho esta ocasión tan especial para testimoniar mi agradecimiento de todo el personal de profesores y administrativos que conforman el equipo de trabajo de la Escuela de Posgrado. Nosotros no hemos olvidado nuestro compromiso de servir a la comunidad piurana y de todo el país ofreciendo oportunidades de adquirir conocimientos elevados y preparación profesional de primer nivel considerando que el Perú necesita de hombres y mujeres capacitados en todos los campos del saber humano y con elevada estatura moral que asuman todos los retos que el desarrollo de la patria demanda.

Desde su origen, esta Escuela se fundó con el objetivo de promover la investigación científica y humanística. En esa línea, durante mi gestión, venimos alentando la investigación en casi todos los sectores productivos. Se han creado nuevas especialidades que responden a las necesidades de un mundo contemporáneo, globalizado y siempre cambiante. Nuestros programas de maestrías y doctorados están en constante actualización y revisión autocritica. Actualmente estamos en un proceso de reajuste que busca alcanzar todos los estándares de calidad que exige la nueva ley universitaria. Por otro lado me es grato anunciar que ya hemos iniciado el proceso de licenciamiento y que nuestros coordinadores vienen liderando este proceso en cada uno de sus programas.

Es importante mencionar que mi gestión ha tenido que superar algunos problemas relacionados con la homologación de cientos de títulos otorgados por nuestra Universidad  en el vecino país del Ecuador. Nuestros hermanos ecuatorianos han sido víctimas de una nueva e injusta reglamentación que en su país que ha puesto en peligro sus trabajos. Sobre esto, quiero anunciarles también que hemos conseguido pactar la homologación de títulos con la prestigiosa universidad de Cuenca, y es que a través de esta vía muchos profesionales ecuatorianos han alcanzado el reconocimiento que por derecho les corresponde.

El mundo de nuestro tiempo progresa sólo teniendo a la investigación científica como la herramienta mágica que abre las mentes al conocimiento más sofisticado en todas las ramas del saber humano. Este es el desafío que las universidades tienen delante en esta hora crucial para la Humanidad cuando nos enfrentamos a problemas tan graves como el calentamiento global, la contaminación del planeta, la  desaparición de muchas especies vivas y la deshumanización de la sociedad de consumo. La Escuela de PosGrado tiene esta preocupación después de haber traspasado el cuarto de siglo de trabajo incesante. Por ello debo recordar aquello que don Manuel Moncloa y Ferreyra, ilustre primer rector de nuestra Universidad, de que “sin investigación no hay progreso”.

Muchas gracias por su participación presencial en esta sencilla pero muy significativa ceremonia.